viernes, 20 de noviembre de 2015

Ella


Ella, al nacer se embarcó en el viaje de la vida; tan indefensa, que nació desnuda y pura al mundo...Y se fué contaminando con todo aquello que no era verdad hasta que de mayor, aquella niña era un monstruo más. Su corazón fué fuerte para no caer en la locura; al estar rodeada de tanta hipocresía y mentiras que la llevaron allí...No fué feliz, al contrario. La palabra verdad no había lugar para hacerla suya y salir a toda prisa de aquel lugar. A su alrededor estaban sus seres queridos que también vivían en la mentira por no hallar su camino...La hipocresía crecía y crecía por todas partes en todos los rincones del mundo; en un mar donde las personas sin recursos en la vida se defendían perdidas, peleándose a veces a ciegas, a veces equivocadas en su corazón...
Una mañana ella se miró al espejo del baño. Empapó sus manos en agua clara y transparente cuando por un destello, sus ojos en el espejo no dejaban de mirarla y, sintió la siceridad de su corazón tantas veces olvidado...

Lloró con fuerza de espíritu revelándose a lo cotidiano mas, ella estaba sola en el mundo, presa de la desinformación...


2 comentarios:

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Después de un tiempo enferma..por fin puedo volver a leer estos bellos poemas, cargados de sentimientos...ella luchará y saldrá vencedora...un beso

Amapola Azzul dijo...

Qué tierno escribes. Es un placer leerte.
Bs.