miércoles, 11 de noviembre de 2015

Seis horas indefenso


En este espacio cansado que sigue a la vigilia, déjame dormir. Me olvidaré de este mundo durante seis horas para viajar a ninguna parte; a ese sitio donde soñar despierto te llaman loco con receta en la mano pero dormido, es algo maravilloso si no acuden las pesadillas...
Siento aun más el peso de mis dedos expresivos martilleando teclas con mucha dejadez...No me quita el sueño dormir y fijense que durmiendo es cuando más indefensos estamos; olvidándonos del peligro que supone un intruso que nos quiera matar...
Mis brazos pesan más de lo debido y mi cabeza cabecea invitando a cerrar los ojos. Dentro de poco, que no tardaré mucho, daré otro salto mortal a un vacío fantasioso donde quizás tú o tú o, yo, seamos los protagonistas de la historia más del revés que al contarla como un chiste, nos mondaremos de risa...




5 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Los sueños son pura aventura faltos de pisar tierra firme, Buscador

Feliz jueves

Fina

Amapola Azzul dijo...

Hay que doñar despiertos alguna vez, sino no descansamos a fondo...
Besos.

Amapola Azzul dijo...

Perdón es "soñar". Bs.

Marina Fligueira dijo...

Pues yo opino que soñar es muy saludable y terapéutico.
Cuando ya no tengamos sueños: es que se ha terminado la vida.

Un abrazo.

maduixeta dijo...

Un salto y zas! entramos en el mundo de los sueños y vivimos aventuras.
A veces dulces, a veces absurdas pero siempre se pueden compartir y echar una risas.

una lluvia de besos