domingo, 29 de enero de 2017

El sentir del pulpo



La patita del pulpo nadie la engulló. De ella por arte de magia nació otro pulpo quizás mas grande del que dejó. Aquel pulpo se dedicó a recorrer el mediterraneo buscando comida y también, por hacer una ruta turística...

...y sucedió que vió hombres muertos, y mujeres, y niños...y tiburones. El pulpo Felix ( que así se llamaba) lloró tinta negra de la cual salieron maravillosos versos de consolación. Los tiburones ya no comían pulpos y sí a humanos...

Un pescador allá por las aguas ce Cartagena, lo prendió con su anzuelo pulpero y nada mas ver los ojos de Felix, comprendió del llanto cuando del silencio del mar, se escuchan estas cosas...


Buscador.
Cuento dedicado al padre de Ana María porque de cuentos, también se vive.


4 comentarios:

AMBAR dijo...

Espero le guste al padre de Ana María.
Y es cierto que siempre hay quien vive del cuento, bien relatado y ameno, cuentos relatos e historias, pueden llegar a ser muy buenas reflexiones.
Un abrazo.
Ambar

dijo...

Qué bonito!!
Y me emocionó el llanto del pulpo,con su tinta negra.Qué llantos de tanta pena están repartidos porlamar y la tierra.
Besucos

Maru dijo...

Sentida metáfora de las tristezas que ese mar encierra...un abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Un ser que siente
se identifica ...
se hace uno ...es porque está muy vivo
y sintiendo el palpito de la Tierra.
gracias.