viernes, 4 de septiembre de 2009

Las tres de la madrugada

Cuando cierre los ojos esta noche y la oscuridad no la vea por estar dormido, no pensaré en nada por motivos de estar en la compañía de Morfeo. Quizás cuando despierte, sólo recordaré el tema de mi último sueño y también, puede que mi despertar sea la continuación de aquello que dejé al cerrar los ojos.Quién sabe.Tantos miedos en la vida y cuando más indefenso puedo estar, hago un parentesis sin temor a la nada...Al infinito.

Felices sueños Buscador.



Pepe dijo...

El sueño es el gran ensayo de la muerte. En el sueño vivimos mundos irreales como si fueran reales. Me intriga los sueños de mi perro. Sé que sueña porque lo oigo a veces en una especie de sollozos inquietantes. Nunca sabré si sueña que está cazando, o si se está peleando o si huye asustado de una fiera que le aterroriza.
Siento gran curiosidad por los sueños de los bebés. Los budistas dicen que nadie puede entrar en la pesadilla de otro para tranquilizarlo. Ha de despertarse por sí mismo. Para ellos la vida es un sueño del que sólo despiertan los que alcanzan la iluminación que es como un gran despertar.
Esta noche de sábado a domingo, felices sueños, Buscador. Ojalá despertemos del sueño de la vida. Que nos ayude la música de esta tarde, tan simple y tan profunda.
Pepe

1 comentario:

Anónimo dijo...

El sueño es el gran ensayo de la muerte. En el sueño vivimos mundos irreales como si fueran reales. Me intriga los sueños de mi perro. Sé que sueña porque lo oigo a veces en una especie de sollozos inquietantes. Nunca sabré si sueña que está cazando, o si se está peleando o si huye asustado de una fiera que le aterroriza.
Siento gran curiosidad por los sueños de los bebés. Los budistas dicen que nadie puede entrar en la pesadilla de otro para tranquilizarlo. Ha de despertarse por sí mismo. Para ellos la vida es un sueño del que sólo despiertan los que alcanzan la iluminación que es como un gran despertar.
Esta noche de sábado a domingo, felices sueños, Buscador. Ojalá despertemos del sueño de la vida. Que nos ayude la música de esta tarde, tan simple y tan profunda.
Pepe