sábado, 1 de mayo de 2021

Cadena de besos

 


 


  Era un joven, hermoso y enamoradizo solitario. Soñaba siempre mezclando inágenes y pensamientos, sentimientos y tristezas que lo llevaban a la nada de ninguna parte. Nunca tuvo una relación...Con la primavera su corazón se prendía en flor. Paseaba por las calles ausente de todo menos de las mujeres con las que se cruzaba. La sensibilidad y la timidez eran sus amigas de infancia, juventud y madurez. Sin embargo, se sumergía en su mundo interior ajeno a si iba bién vestido o aquel día se le olvidó afeitarse. En el banco del parque dejaba los sueños florecer y el tiempo pasar con mirada perdida; ausente. Jamás supo del contacto de una mujer como a qué sabía su boca o cómo se hinchaban los pechos al acariciarla; imaginaba miles de conjeturas que desembocaban en otra maravillosa mentira que coleccionar. La vida pasaba plena de estaciones por aquel entonces donde la primavera estrenaba el otoño de su vida...

Tenía un idilio con la cajera de un supermercado. Tenía otro con una dependienta del Corte Ingles y con una chica que de vez en cuando le vendía una papeleta para una rifa. Aquel día rifaba una plaza para un concierto de jazz en el Gran Teatro, con los asientos numerados y separedos por causas del virus. Tuvo suerte

Llegó la noche. Tomó asiento por la mitad de la sala. Su imaginación iba a mil por hora y escuchar a John Scofield era todo un lujo para los sentidos...
 

Gentes venidas de decenas de sitios ocupaban aquella noche las butacas del teatro. Según a su parecer, adivinaba historias biográficas en cada rostro. Unas veces reía para sus adentros y otras su cara se ponía seria hasta que apareció ella como venida de la nada.

Todo el mundo se quedó ausente menos ella. ¿Quién sería? ¿Cómo se llamaba? ¿Dónde vivía?. Tomó asiento en la diagonal mostrando un perfil hermoso y delicado. Llevaba ropa sencilla y un colgante de plata. Los pendientes hacían sombras en su cuello y los labios estaban pintados de rojo. El universo entero puso todo su peso sobre su corazón...El concierto dió comienzo y aquella noche John estaba inspirado. Ella sonreía llevando el ritmo de cada tema y el se moría por ella a cada segundo. Era la mujer perfecta para cada melodía; la delicadeza de una noche de primavera cuando mayo muestra su flor pero, ¿quién era?.

El concierto tocó a su fín. Tropezando con la gente oculta en su mascarilla la siguió hasta la puerta. Si ella se detenía, el también. Allá donde ella mirara el también lo hacía. En el hall del teatro alguien la esperaba y ella apuró su salida...El universo entero se derrumbo en su corazón y con pasos cada vez mas lejanos, la perdió en la distancia como un largo adiós...

Alguien hizo un toc toc a su espalda. Era una chica desconocida que quiso presentarse porque al parecer lo vigiló dos filas de asientos más atrás en su diagonal y que ahora, ella que nunca estuvo con ningún hombre, se decidió a dar un paso al amor...

 

11 comentarios:

Flor. dijo...

Siempre una primera vez para todo , incluso para enamorarse.
Muy bello relato , amigo Buscador.

*******
Hace algún tiempo ,una sirena fue pescada por un pescador de agua dulce
Y como no estaba en su elemento , esta le juro que si le dejaba marchar le regalaría una perla , y que llegado el momento ella volvería a por su perla
los años pasaron y ella no volvió , él pensó que no volvería pero cuando ya todo lo dio por perdido , sentado en una roca junto al puerto , una mano apretó su hombro , era su sirena que vino a cumplir su promesa.

Y yo te digo , como dijo la sirena _ Hace tiempo , que perdí o me despiste por un momento , y perdí a un amigo y mejor persona , me gustaría que volviésemos a empezar de nuevo , si en algún momento de nuestras fugaces vidas blogeriles , nos volviésemos a encontrar en esta inmenso y gran universo blogeril , yo estoy dispuesta a tirar mis redes para volver a rescatar a ese marinero de agua dulce ¿Y tú ? sabes que mi casa siempre serás bien recibido , un cuento muy bonito y tierno , y con mucha sensibilidad como sueles tener siempre que escribes , ya que lo haces desde el corazón , te deseo una feliz tarde besos de flor.

Susana Moreno dijo...

Nunca es tarde. Un beso

Campirela_ dijo...

El amor es asi, nunca se sabe dónde va surgir. Y esa mujer fue valiente al abordarlo no perdía nada y tenía mucho que ganar. Una bella historia. Detrás de la mascarilla hay una persona enamorada. Un abrazo me alegro de volver a leerte.

eli mendez dijo...

Un lindo relato Buscador.
A veces contamos ficciones pero en la realidad pasan cosas bastante peculiares y hay mucha gente que se encuentra , con sus respectivos pasados e historias, y cuando cree que esta todo perdido, ve la posibilidad de comenzar una vida que no había imaginado. Todo es posible.. si lo soñamos, porque los sueños se concretan mas de una vez.

https://eli59elgristambienexiste.blogspot.com/
Este es un espacio que abrí hace unos días y en donde estoy compartiendo cosas de "ustedes", un día cada uno.
Te dejo un abrazo grande y feliz noche de sábado!!!

Frodo dijo...

¡Qué relato esperanzador!
Le hace honor a tu apodo (nickname) y al nombre del blog

El título del relato me recordó aquella película con Kevin Spacey y el chico de Sexto Sentido (que nunca recuerdo su nombre, jaaa)

Abrazos, espero que andes bien

Albada Dos dijo...

Es que el amor puede estar en cualquier sitio. Si bien tu personaje esperaba encontrar, imaginaba previamente, lo cual tal vez le privó de algunos encuentros.

Muy bueno. Un abrazo, amigo

Tracy dijo...

Cuando una puerta se cierra, una ventana se abre, ¡qué bueno!

Alexander Strauffon dijo...

Hey qué tal. Aquí saludando, que tengas buena semana.

Sandra Figueroa dijo...

Asi es el amor pero que lindo es amar. Un placer leerte amigo Buscador. Saludos.

CRISTINA dijo...

Buscador, hermoso relato. El amor nos puede sorprende en cualquier sitio, porque el amor no es el encuentro de dos cuerpos, el amor es una frecuencia. El amor es una luz que ilumina nuestras vidas, es todo o nada, es tan extenso y tan individual a la vez, cada uno se identifica de diversas maneras algunos con tristeza otros con alegría. Así de grande es el amor.
Un grande abrazo.

dijo...

Qué bonito y dulce escribes,amiguco!!
Este relato está hecho toda una historia preciosa, con un final feliz, como a mí me gusta.
Ese chico, era muy tímido, pero siempre hay una chica linda y dulce que le pudo dar su cariño
Besucos