martes, 25 de junio de 2019

Esa voz que no cesa






 Levamos anclas a las siete de la mañana. Me despiertas con el susurro de la brisa cuando entra por mi ventana y me tomas de la mano...

Desayuno en un monólogo que mas que una ausencia, parece agradable como la infusión que tomo. El día abre la luminosidad de una forma diferente porque es mágico lo que siento. Mis manos acarician todo aquello que tocan y hasta la tostada sabe a pan recién hecho en una sucesión de cosas sencillas donde te disfruto.

Enciendo la televisión con sus primeras mentiras y en el teletexto, el horoscopo me augura un buén día...floto pleno de sentimientos livianos como el aire que respiro. Un sentimiento agradable viene de mi tacto, de mi sonrisa solitaria, del regusto de la tostada con aceite o de aquella fotografía a una gitana casi robada que tanto me gusta...Todavía hay silencio en mi calle.

Pasa la mañana envuelto de aires soñadores. Poco me importa la gente con la que me cruzo si no me llaman la atención...y te cuento las cosas que me hacen sonreir o emocionarme por ser sensible. En los acensores me llega el perfume de desconocidas aspirando el aroma por si algún día te regalo uno pero, no, no lo encuentro prque tu eres más especial. Las aceras de Córdoba son una colmena de gentes silenciosas en su interior. Hay una vagabunda española que siempre me mira. Ella es joven y atractiva. Sentada en el suelo con su cestito, peinada y limpia pero, pidiendo. La veo en la calle Cruz Conde o en Ronda de los tejares y siempre me mira con honda pena...

A veces me pierdo contándote cosas y tú como siempre me prestas atención; casi devorándome en mis ocurrencias y siempre en silencio...No puedo evitar sentirme también triste o cómo puedo ser mejor persona para cazarte. Llegan las doce del medio día con un sol justiciero y mañana se espera ola de calor.

De nuevo en soledad me voy a mi pueblo con música de los 80 disfrutando de mi conducción prudente. Vuelvo a mis monólogos y a mi mundo interior. Cuando menos me lo espero llego a casa y ese sentimiento agradable no me deja ni un momento cuando en la sencillez de este día, vuelvo a ser feliz...pero algo melancólico...



Amigos todos:

Durante una temporada voy a dejar de escribir por causas personales. Los llevo en el corazón por todas esas sonrisas que me arrancaron y me estimularon para tenerlos cerca. Disfruten del verano y más que todo, de las cosas que le cuentan a su corazón, las escriben y se hacen voz cuando los leo...

Besos de Buscador.





12 comentarios:

Tracy dijo...

Hasta tu vuelta, te estaremos esperando.
Un abrazo

Ame dijo...

Ensoñador relato, Buscador.

Que disfrutes este tiempo que te tomas
Abrazos

Sandra Figueroa dijo...

Nostalgia feliz en tus letras amigo Buscador. Que tengas bellos días, y hasta tu regreso por aqui andaré. Siempre un gusto leerte. Saludos a la distancia amigo.

Amapola Azzul dijo...

Feliz verano para ti.

Besos.

Campirela_ dijo...

Amigo te deseo que en este lapso de tiempo ausente encuentres felicidad y tranquilidad ..y al regreso espero seguir leyéndote todas estas historias que nos cuentas y nos haces pensar ..
Feliz verano y llévate un fuerte abrazo de compañía ..

CRISTINA dijo...

Buscador, disfruta de tu descanso te lo mereces. Hasta la vuelta!
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Los arboles más hermosos dejan caer su hojas de cuando en cuando para, una vez repuestos de de su descanso, volver a dar su sombra y frescura. La mente necesita nuevos retos, de lo contrario caemos en la vulgaridad. El guerrero necesita la paz más que la guerra...

Albada Dos dijo...

Una reflexión optimista y llena de vida. ¿Qué viajes pueden salir mal con esa actitud?. Ninguno, seguro

Un abrazo grande

Susana dijo...

Que pases un buen verano. Un beso

recomenzar dijo...

No te vayas escribe menos. Me maravillas con tus letras tu mente y lo que sos

Lia dijo...

Que vuelvas renovado...te estaremos esperando. Un beso.

jesus alvarez dijo...

Excelente como siempre tu texto, deseo que disfrutes y que tu vuelta sea mas pronto que tarde,un fuerte abrazo.