martes, 11 de junio de 2019




Te devoro como a un dulce en mis entrañas; como ese sentimiento que me diste cuando no te dabas cuenta; como aquel gesto o esa palabra donde me taladraste sin querer...Te ingiero en interiores íntimos tal si fueran golosinas en llevarme a lo eterno. Parece ser que la soledad es campo abonado para el desamor y el silencio de mis labios, son los paseos por este mi mundo interior. Te persigo cuando la voluntad no es la jefa de los sueños; te persigo en la vigilia y en los días que ¡ maldita sea! siempre llevan tu nombre enredado al mío. Enredada pués estás en mi razón; allá donde tampoco te puedo desanclar pués sólo logro alcanzarte en la fantasía...Misterioso es este amar sin amor, este te busco sin tocarte, este sin rozarte, este sin ni siquiera verte después de tanto tiempo... El sentido de mi vida se me hace vacío porque su fruto aún no lo tengo...y son tan árduos los días que por vivir sin tí, la primavera dá sus últimos coletazos sin ser fecundada.



9 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Triste y bello sentir.
Besos.

JLO dijo...

la esperanza es lo último que se pierde dicen...

Trini Altea dijo...

La esperanza es lo último que se debe perder.
Feliz día

Ame dijo...

La esperanza tiene anclas muy fuertes
Bello y triste
Beso

Campirela_ dijo...

Profundas letras llenas de sentimientos y deseos de amor ,,como dices amar sin amor es difícil de entender pero aún así persistes en ver que hay detrás ..sigue tal vez lo llegues averiguar ..Un abrazos y feliz día.

Lia dijo...

Dicen que el corazón tiene razones que la razón no entiende...así somos tenemos la capacidad de amar sabiendo que es muchas veces imposible...pero a veces sabes...se produce el encuentro y aunque sea por un instante habrá valido la pena. Te mando un beso.

Bea Lopes dijo...

Lindo leerte, un saludo gigante.
Besos.

Los Inviernos de Laura dijo...

Maravilloso, querido amigo de palabras escritas, maravilloso!!!

Albada Dos dijo...

Rezuma nostalgia, suspira abrazos. Un texto tierno donde los haya

Un abrazo, Buscador