viernes, 19 de enero de 2018

Una caja de sorpresas



El hombre no podrá dominarlo todo. La búsqueda de la razón ignora muchas realidades con las que él mismo halla sin buscarlas. La ciencia, la filosofía, cualquier materia que se dedique al estudio, jamás podría imagiunar verdades que sólo comprende cuando se dieron sin buscarlas ni esperarlas. Muchos descubrimientos fabulosos para el ser humano; in cluso inventos, fueron producto del azar donde por no se sabe la causa mostraron su magia. En mi vida han acaecido experiencias que nunca las hubiera imaginado pero que existen...La aventura del pensamiento humano parece que se hace muy compleja cuando siempre la explicación de algo, se basa en lo simple.



3 comentarios:

dijo...

Sí,si has entendido las palabras de la entrada!!
Y de acuerdo contigo en que siempre se descubre lo más bello en lo más sencillo,lo más grande en lo más pequeñito.
No vale tanta ciencia,tanta filosofía cuando en un instante la flor perfuma todo el Universo,cuando el canto de un pájaro da respuesta a nuestras preguntas
Besucos

Magdeli Valdés dijo...

así sucede
cada día aprendemos algo nuevo
o redescubrimos enseñanzas
que es de esperar nos sirvan para hacer bien las cosas.

jfbmurcia dijo...

Ese mágico azar entra en juego sin avisar. Y en ocasiones, como describes, lo cambia todo, hasta el curso de la historia. Un abrazo.