lunes, 26 de enero de 2015

Melodía y danza


El fluir de la vida empuja a veces justo desde su centro. Lo maravilloso que se lleva donde no hay palabras, se hace omnipresente para recibir el calificativo de "Vida". La melodia de los días y nuestro pensamiento juegan una danza idílica que a veces sólo entendemos nosotros. Los sentimientos positivos fluyen para crear en la conciencia la plenitud que nos forma al madurar...El árbol de la vida con sus ramas y sus raices nos encauza a lo profundo y a la claridad de la conciencia muy poco a poco, a veces mucho, mostrando la realidad que se hace sabia pora saber qué merecemos. Todo lo que ha de venir, es fruto de nuestro destino o de la suerte que nos tocó...las cartas se juegan con la mejor intención y danzamos a lo largo de los días sin cesar; danzas a veces extrañas sin un significado que trate de convencer a la gente...





10 comentarios:

maduixeta dijo...

Danzar con la melodía de la vida,
bailar al compás del amor,
saltar porque nos sentimos vivos....
una preciosa reflexión sobre la vida y nosotros mismos.

una lluvia de besos

Taty Cascada dijo...

Vida, allí estás y en ti nos cobijamos. Vientre que germina todos los frutos que maduran en las bocas. En ti extiendo mi esperanza cada amanecer...
Un abrazo. Bella reflexión.

Amando García Nuño dijo...

Vaya, pues no sé dónde puse mi baraja...
Abrazos, siempre

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Una bonita forma de reflexionar sobre la vida y nosotros. Un beso

mmhr dijo...

Filosofas poéticamente. Saludos.

Tramos Romero dijo...

Mis saludos, un placer conocerte.


Besos

tRamos

RECOMENZAR dijo...

Gracias poeta por tu bello texto en recomenzar

Marina Fligueira dijo...

Es lo qué no hay que desperdiciar, la melodía de cada día, para que los sentimientos jueguen la danza del amor que todo ser viente entiende y necesita para la supervivencia y no morir de aburrimiento.
Ha sido un placer pasar por tu casa.
Gracias por tu texto.
Te un beso y toda mi estima.
Se muy muy feliz.

Carmen Magia dijo...

Pienso que parte si corresponde al destino, aunque nosotros tenemos algo en nuestro poder...

Un beso

Adriana Alba dijo...

Danzar con la vida y fluir...
Todos tenemos nuestra propia nota musical.
Cariños.