jueves, 16 de agosto de 2018

Con las fuerzas cumplidas







Al borde de la perdición, el náufrago más solo del mundo...Ya no sabe de donde viene y a donde va; tenía tantas ganas de libertad, que a punto está de dar la vida.

Ya casi amanece. Está exhausto, sin fuerzas ni conciencia clara. Las heces de una gaviota le caen en la frente. Mira al horizonte que lo llama perfumado de amanecer y como salido de la nada, EL FARO...



6 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Lindo relato.
Besos.

Albada Dos dijo...

Cuando se divisa el final de una odisea, qué reconfortante es otear ese faro.

Muy bueno. Un abrazo

Susana dijo...

Que todos encontremos ese faro. Un beso

Meulen dijo...

Uno es lo que piensa
hay que buscar siempre lo pisitivo

recomenzar dijo...

Cuanta magnífica nostalgia tienen hoy tu letras
muy bello

Diva de noche dijo...

Es una de las mejores interpretaciones de Revolver y junto a Enrique, inmejorable...es romántica, tierna, ....desgarradora..