martes, 28 de abril de 2020

El gran viaje de tu vida








 
El gran viaje de nuestra vida comienza en la fecundación de nuestros padres...A veces  el niño o la niña toma la casta del padre o de la madre o también, la de ambos.

Todo lo que viene después ya sea por causas de gestación o de después de nacer, crea una influencia en su conjunto poderosa en miles de detalles y la suerte que corramos, también forma parte de nuestro destino en la salud y en nuestra forma de ser.

La sexualidad y nuestras orientaciones, nuestros gustos, la profundidad de nuestro pensar, la inteligencia en todas sus facetas, la educación de nuestros padres, la gente con la que tomamos contacto, el amor o el desamor...en cada aspecto de nuestra personalidad, la vida abre un campo infinito en detalles y muchos de ellos, se adquieren a través de la gestación.

Intentamos procurarnos un lugar decente en esta vida y hasta para eso hay que tener suerte además de saber. El día menos pensado, nuestros sueños se trastocan y todo nos da un vuelco; hay quién renace  de cero y remonta y también hay quién se pierde.

El sabor de la realidad puede ser dulce, amargo o insípido. Tenemos que ser fuertes para soportar pruebas duras o de lo contrario, nuestro futuro puede perderse por caminos nada recomendables.

Cada acto, cada reacción, cada pensamiento, cada sueño... todo proviene de un silencio de hay en nuestra mente para mandar, ver o aconsejar...Adquirir una seguridad es signo de tener buenos cimientos para capear el temporal. Ser feliz, también consiste en adquirir un derecho para vivir que pocos alcanzan pero aún así y por encima de todo, vivimos a merced de lo que todo se termina en cuestión de poco tiempo.

Hay quién hace el viaje de su vida sin salir de su pueblo y hay quién le da la vuelta al mundo. A mi forma de ver las cosas, el mejor viaje de nuestra vida, consiste en apreciar la calidad de nuestra forma de ser y de ver el mundo que nos rodea. Conozco a gente que es feliz aún estando enferma. Su corazón es tan poderoso que la enfermedad no lo alcanza pero también, hay gente que no toma una pastilla y todo le viene en su contra...

Yo creo mucho en la suerte porque escapa a toda precaución y no sé si detrás de ella, está Dios. Hay ocasiones de mi vida donde algo me guía o me conduce para vivir esa circunstancia. Sin duda puedo afirmar que en momentos importantes, algo invisible influye en nosotros...

Feliz viaje
Buscador.


6 comentarios:

Flor. dijo...

Hola Buscador , muy buena entrada me a gustado mucho
me alegro mucho el pasar a leerte , parece que me has hecho una radiografía interior , ya que has descrito a la perfección , como soy realmente , ya que siempre lo he dicho , que hay dios y que nos cuida a todos , y que de verdad hace milagros , aunque a veces pagamos un alto precio por vivir dignamente , en mi caso le doy las gracias todos los días , ya que siempre he sabido desde que nací , que soy y seré siempre "Carne de hospital" ya que aprendido a vivir con lo que me toca vivir , por que dentro de todo lo malo ,siempre veo algo positivo en mi enfermedad y en mi lucha diría , te deseo una feliz martes amigo mío , besos de flor.

Susana dijo...

Si algo tengo claro es que la felicidad no depende de las circunstancias. Un beso

Tracy dijo...

Te deseo buen viaje y a mí también me lo deseo.
Ligero de equipaje y con un beso que te mando.

Paula Cruz Roggero dijo...

Nuestra vida es un viaje es cierto y ser feliz no depende sino de lo que hay en nuestro corazón más allá de las circunstancias en las que vivimos.
Creo que todos, lo aceptemos o no, tenemos ese algo invisible que nos guía, aunque a veces lo ignoramos.
La intuición es en realidad algo que deberíamos aprender a escuchar...
Espero de corazón que tu viaje sea feliz y que sigas compartiendo en este mundo virtual un trocito de tu ser.
Te dejo un beso grande al alma y que tengas un maravilloso descanso.

Albada Dos dijo...

Una reflexión muy precisa e interesante. El viaje, es el camino, y a veces, el destino final no importa. Es extraño cómo la gente deja de valorar los pasos previos, me sorprende, y también la frustración por no llegar al lugar exacto de triunfo personal o lo que sea, sin tener en cuánto se ha crecido en ese camino.

Un abrazo y por los viajes mejores, los que no cuestan dinero

Franconetti dijo...

Buenos días Buscador, un placer leerte una vez más. Espero que tu viaje sea feliz y tengas un buen descanso.

Un abrazo.